jueves, 29 de abril de 2010

Balance interanual


Fui y vine para honrar a dos patrones.
Llegué temprano a casa y vi tonterías en la tele.
Platiqué con un amor ido y no olvidado.
Recibiré un paquete espléndido porque sí, viene desde el sur.
Los teléfonos no suenan en la madrugada.
Caminé por mis antiguos dominios y respiré lento.
Vi al hermoso tipo cineasta canoso y le grité un ¡qué guapo! desde el otro lado de la calle.
El tipo guapo canoso me dio dos besos y me dijo linda (y me invitó a un taller).
Almorcé con mi madre.
Pagué mis deudas.
Adquirí otra deuda por un chinero que hará feliz a mi vieja.
Me compré un sorbete artesanal de coco.
No vi el sol caer.
Aquí el agua sabe feo.
Cené sola frente a la computadora.
Escuché Giorgia in my mind a todo volumen.
Añoré susurrar un nombre... que no tengo.
Me desesperé otra vez por mi viejo que no está.
Me regalaron un chocolat mint oolong tea.
Leo sin que me chinguen.
Tengo una familia que me espera cuando llego tardísimo...
Y tengo al enano, que no es mi retoño, pero me entrena para que no me den ganas de ser mamá y que lo consienta solo a él.

¿Por qué chingo tanto si así soy feliz?

¡No agarrés llave, loca!

Ah... maldita inconformidad... te aniquilaré...

PD: Miren, miren, esa era la manita de mi viejo (bien lindo. me hacía caso en todas las tonteras que necesitaba.) La hizo de modelo para mostrar la semilla de higuerillo para una entrevista de biodiésel. Tantán.

4 comentarios:

Rober C. Orellana dijo...

Y luego te lei morena mia, y me parece que escribis con el corazon y que la gente no se da cuenta de lo bonito que es estar cerca tuyo. Tu familia tiene a una mujer de corazon salvaje que ama sin recato. Que bueno saber que existe gente como vos en este planeta sin esperanza y añoranza de mas vida y una pizca de amor. Cuidate morenita, que pese a todo, tu viejo tambien te echa un ojo desde donde este, si es que no esta, en estos momentos, acariciando esos risos negro.

La Cenefa dijo...

muy lindo texto!! muy emotivo.
Saludos

Gustavo Monge dijo...

Creo que compartimos algo que dice un amigo "No creo en casi nada que no salga del corazón" :)

Joy dijo...

Me encanta esa sinceridad. Sí, no sé por qué y no sé si a los hombres también les da, pero esa puta inconformidad siempre le jode a uno esos lindos momentos de la vida.
La detesto yo también.