viernes, 21 de agosto de 2009

Trivialidades

"Que no sobresale de lo ordinario y común, que carece de toda importancia y novedad. Expresión, concepto, poesía trivial." Eso dice la Rae.
Supongamos que le creo. Entonces habría que tener un estándar a lo Iso que monitoree qué es o no trivial, qué debe importar y qué no. Como el libro ese de mi profesora de Semiótica: Todo sobre Cultura, lo que hay que saber. Un entrenamiento exhaustivo sobre los conocimientos básicos para considerarse culto o no coolto. {Por supuesto no encajo en el perfil.)

Así, trivial es tan ambiguo como cuando uno se fija en alguien. Tendrá requisitos, pero da igual poner parámetros, para gustos los colores, razas y malas costumbres. Sobre todo las malas costumbres. Repensando en las trivialidades o estupideces del día a día... no me excuso. El mote de interesante no va bien. Que interese... ¿que le interesa a quién?
Según quién pregunte también.

Quizá sí condene los imperativos atormentantes de usar el tiempo para fines productivos, repensar lo que hoy escupiré en la computadora y procurar no ofender. Acto fallido.
Dirá un amigo: "no es etiquético", y continuará con una carcajada no tan sonora. Y tendrá razón. Heme aquí, soy responsable de las estupideces en las que me fijo, en distraerme constantemente y en fijarme en el reverso del mundo, como diría Octavio Paz. Que esa frase no es mía, ¡eh! (Ya quisiera, ya quisiera.)

Con mi estándar sobre a quienes respeto profundamente la lista se achica, y escribo un par de nombres. El estándar de lo "in"-teresante me lo paso por la retaguardia. Con la irreverencia de la que de a poco me doy cuenta que soy capaz... me disculpo con el mundo si sus trivialidades interesantes me parecen guano, las mías lo serán para ustedes.

Trivial o no trivial, paseen por aquí.

No hay Iso que nos ampare.

1 comentario:

Armando dijo...

No trivial que pase por aquí.
Si lo fuese no regresara cada dos, tres dias. . .Lo trivial en tu cuidad, no lo es en la mía, y viceversa.

Feliz fin de semana!