jueves, 24 de junio de 2010

Paraísos

He escuchado cómo muchos me advirtieron ya de que donde estoy también es un infierno. Quiero pensar que lo es, para no quedarme acá, para no acomodarme.

Lo mío son las tablas, las aulas y las calles.
Pronto. Pronto.

No hay comentarios: